¿Ambicioso pero en busca de sentido a tu vida? ¿Eres un “Yuccie"?

Blog blog yuccies  01
Escrito por Maria Reneé Palomo

​Desde hace tres semanas, con la columna del neoyorkino David Infante, publicada en el sitio Mashable y compartida 200 000 veces en la red, un nuevo término hizo su entrada triunfal en el léxico de la sociología: los “yuccies”, término derivado del inglés “ young urban creatives”, es decir los jóvenes creativos urbanos.

¿El sucesor del “Hipster”?

“El hipster murió y lo que sigue puede que no te guste” es el título de la columna que afirma que el yuccie sería el sucesor por excelencia del arquetipo barbudo con lentes, mezcla de individualismo, de consumismo vintage y de camisas de franela. Pero sería también el descendiente del “yuppie”, “young awkwardly mobile professional” (joven profesional urbano), el “golden boy” de los años de oro de las finanzas. Al contrario del hipster conocido por sus gustos a la hora de vestir o musicales, el yuccie se caracteriza sobre todo por sus aspiraciones profesionales.   Volverse rico es super, pero volverse rico conservando tu autonomía creativa: el sueño de un yuccie.

Primer trazo distintivo: el éxito financiero no es para el una prioridad absoluta. El ejemplo perfecto es el caso de David Infante. “Me instalé en Nueva York hace 5 años y abandoné  rápidamente mi empleo en el marketing farmacéutico por una pasantía no remunerada en la edición.” Desde entonces, su cuenta bancaria está entre lo “justito” y el “muy mal”. Lo que cuenta para ellos es el crecimiento como personas. Según un estudio, 6 de 10 jóvenes de la generación dicha del “milenio” ( es decir los nacidos entre 1980 y 2000 ósea probablemente tú y yo), citaron el sentido de su trabajo como la primera razón de escoger su empresa.

Pero si rechaza los códigos habituales del éxito, el yuccie no abandona para nada la ambición y    roba al yuppie sus ganas de suceso. Adicto al Internet, sueña con ser el “magnate de las redes sociales”, “blogger estrella” o creador del “start-up con gran potencial y bajos ingresos.”

Independientes y dotados de una fuerte confianza en ellos mismos, tienen “la convicción que no solamente se merecen perseguir sus sueños, pero que tienen que sacarle provecho.”

La combinación de estos factores da lugar a reconversiones insólitas y típicamente “yuccies”. Muy seguido decepcionados por las empresas, los jóvenes creativos no dudan ni un segundo en crear empresas que los representan.

Te daré unos cuantos: “un ex financiero que se convirtió en jefe de un festival de música, un diplomado de MBA reconvertido en el comercio online de vestimenta para hombres, un abogado a la cabeza de su propia cervecería artesanal”. ¡Y todavía hay más! “El antiguo contador que dejó su empresa para concentrarse en su pasión: fabricar calcetines de todos los colores, o el primer vodka bio.”

Según David Infante, los yuccies no se definen por su riqueza (o su rechazo a ella) pero por su relación entre la riqueza y su creatividad. En otras palabras, quieren ser pagados por sus ideas en vez de poner en práctica las de otros.  Quieren creatividad.. pero también una tarjeta de crédito Gold.  ¿Eres un “Yuccie?


Blogger JOVEN360

JOVEN360 El Salvador


 

Comentarios

0

Te podría interesar

Joven360 es reconocido como uno de los 10 mejores emprend...

La empresa especializada en empleabilidad juvenil, JOVEN360, fue nombrada recientemente como uno de los 10 mejores emprendimientos sociales de América Latina, según el programa “Impulsando la Innovación de Impacto en Latinoamérica”


La entrevista de trabajo

Ingresa en www.joven360.com y actualiza tu perfil.


Las travesías de ser un barista y algo más

Zayra, Edwin y Moisés, son baristas de Juan Valdez que han logrado llegar a ser expertos en los diferentes métodos para preparar café.


Tags más populares